Tasas de interés para créditos de vivienda bajan a partir de abril

Compártelo!
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

lugo1

Las familias que hayan adquirido o busquen contraer un crédito bancario para comprar su casa pagarán tasas de interés más bajas desde este mes, de acuerdo con un aviso del Banco Central de Venezuela (BCV), que establece que las tasas de interés social se reducen, a partir de abril de 2013, entre un cuarto de punto y 0,84 puntos porcentuales.

La medida fue publicada en la Gaceta Oficial número 40.136, de fecha 26 de marzo de 2013, que circuló este lunes.

De este modo, la tasa de interés social máxima, aplicable a los créditos para compra de vivienda principal de familias con ingresos mensuales de entre ocho y 15 salarios mínimos (entre 16.380,16 y 30.712,8 bolívares) se sitúa ahora en 10,66%, lo que supone una reducción de 0,76 puntos con respecto a la tasa máxima de 11,42%, que estuvo vigente hasta ahora.

Asimismo, se mantiene la tasa mínima de 4,66% para los préstamos a las familias con ingresos menores a los cuatro salarios mínimos mensuales (8.190,08 bolívares).

Mientras, los créditos para los grupos familiares con ingresos de entre cuatro y seis salarios mínimos al mes (entre 8.190,08 y 12.285,12 bolívares) tendrán ahora una tasa de 6,66%, lo que implica una reducción de un cuarto de punto porcentual frente a la tasa anterior, de 6,91%.

Los financiamientos para la compra de viviendas dirigidos a familias que ganen entre seis y ocho salarios mínimos mensuales (entre 12.285,12 y 16.380,16 bolívares) pagarán una tasa de interés de 8,66%. Esto representa medio punto menos que la tasa que estuvo vigente hasta ahora, de 9,16%.

Estas tasas regirán tanto para créditos otorgados y por otorgarse con dinero proveniente de los fondos de vivienda como con recursos propios de la banca.

Hoy en día, 30% de la cartera hipotecaria de la banca debe dirigirse a créditos para que las familias compren sus casas. Este porcentaje representa 24.126 millones de bolívares, de acuerdo con las cifras suministradas en febrero pasado por el coordinador del Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat, Rafael Ramírez.

Construcción y ampliación

Los créditos al constructor también tendrán una tasa menor. A partir de este mes, los préstamos dirigidos a proyectos urbanísticos otorgados con recursos propios de las instituciones financieras pagarán una tasa de 9,66%, lo que implica una reducción de 0,84 puntos con respecto a la tasa vigente hasta este momento.

El 13 de febrero pasado, el ministro para la Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, anunció los ajustes a las tasas, que estaban pendientes por entrar en vigencia con su publicación en Gaceta Oficial.

“Todas estas medidas estimulan más la participación del sector privado en la construcción y aumentan la dinamización del sector construcción en vivienda”, dijo Molina en esa oportunidad, cuando se informó del incremento de la cartera hipotecaria de la banca a 20% de su cartera de crédito bruta anual.

Por otro lado, los financiamientos otorgados a las familias para que mejoren, amplíen o autoconstruyan sus viviendas sufren un leve incremento en sus tasas: para los grupos con ingresos mensuales menores a los cuatro salarios mínimos (8.190,08 bolívares), la tasa será de 4,66%, y para los que ganen entre cuatro y seis salarios mínimos al mes (entre 8.190,08 y 12.285,12 bolívares), será de 6,66%.

Hasta ahora, estos préstamos tenían una tasa de 1,40% para quienes devengaran hasta tres salarios mínimos y de 2,40% para las familias que ganaran entre tres y cinco salarios mínimos.

El 15 de febrero pasado, el presidente del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (Banavih), Mario Isea, dijo en una entrevista televisiva que se decidió subir ligeramente la tasa para créditos dirigidos a autoconstrucción, ampliación y mejoras de vivienda principal para estimular el otorgamiento de estos financiamientos, pues en 2012 gran parte de los bancos incumplió el porcentaje obligatorio de préstamos que deben otorgarse por este concepto.

Actualmente, 5% de la cartera hipotecaria debe dirigirse a mejoras, ampliación y auconstrucción. En 2012, ese porcentaje era de 8%.

Vía AVN