Trabajar sentado aumenta grasa en los glúteos

Compártelo!
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Los que trabajan en la oficina y se ven obligados a pasar largas horas sentados corren mayor riesgo de engordar en ciertas partes del cuerpo, como, por ejemplo, las nalgas, según una investigación de los científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv.

Los especialistas hebreos descubrieron que la grasa se acumula más rápido y en mayores cantidades en las nalgas de aquellos que llevan una vida sedentaria.

El estudio reveló que las células preadiposas, precursoras de la grasa corporal, expuestas a una presión duradera (para reproducir el proceso que se da cuando una persona pasa mucho tiempo sentada) se convertían en células de grasa y se acumulaban dos veces más rápido que las células normales de este tipo.

Por su parte, los fisiólogos explican que mientras estamos sentados durante todo el día el músculo flexor de la cadera se pone muy tenso e hiperactivo, al tiempo que los glúteos se relajan demasiado lo que conlleva la disminución del tono muscular.

Las mujeres son más propicias a acumular grasa en las nalgas, mientras que los hombres lo hacen en la cintura. No obstante, los especialistas aseguran que el trabajo de oficina no equivale a estar condenado a tener unas nalgas descomunales.

Algunos ejercicios que se pueden hacer durante el día en el lugar de trabajo y el consumo de grandes cantidades de agua podría ayudar a prevenir que los glúteos crezcan de una manera descontrolada.

Vía UN